Psicología Infantil y Adolescentes

Imagen de un niño con las manos pintadas

Trabajamos para describir, explicar, diagnosticar y tratar conductas y variables responsables de las alteraciones conductuales que se producen durante el periodo de la infancia y de la adolescencia.

Los niños viven un periodo de rápido crecimiento y desarrollo. Además de los rápidos cambios físicos asociados a la maduración, existen importantes cambios sociales, cognitivos y comportamentales que a menudo tienen importantes repercusiones sobre la salud de los niños. De hecho, la mayoría de síntomas asociados a los trastornos infantiles son comportamientos adecuados o, al menos, típicos en las primeras etapas del desarrollo, como pueden ser la hiperactividad, la inquietud, incluso la agresividad.

Este carácter evolutivo de los niños y, por tanto, de sus conductas hace que la evaluación sea multisituacional. Se determinará qué aspectos del funcionamiento del niño son exclusivos de contextos específicos y cuáles son transituacionals.

Relacionado con este aspecto y con el fin de obtener más conocimiento sobre la naturaleza del problema utilizamos múltiples informantes, trabajamos en coordinación y estrecha relación con los padres, la familia y el entorno más directo de los niños y los jóvenes, los centros educativos.

RECURSOS DEL ÁREA:

  • psicoterapia individualizada
  • psicoterapia grupal
  • psicoeducación padres
  • talleres
  • charlas

PSICOTERAPIA

En nuestro centro trabajamos diariamente con niños y jóvenes que presentan trastornos:

  • del aprendizaje
  • de la comunicación
  • de ansiedad
  • de conducta
  • depresivos
  • TDAH
  • entre otros

Y con problemas:

  • de relación
  • relacionados con la desatención
  • académicos
  • entre otros

El primer paso básico que realizamos es la evaluación, la identificación de los problemas infantiles, pero no como una herramienta para luego realizar un tratamiento, sino como un proceso continuo de toma de decisiones / solución de problemas.

PSICOEDUCACIÓN

La psicoeducación es uno de los valores de nuestro centro. Dentro del proceso terapéutico está implícito la implicación individual y colectiva que a la vez genera confianza, compromiso y transparencia.

Cuando diseñamos el programa de intervención explicamos a los padres y otros adultos relacionados con el paciente, las técnicas y estrategias que trabajaremos juntos. Trabajamos sobre el constructivismo, ya que éste estimula el aprendizaje, favoreciendo el desarrollo del niño y el joven, ya que es él quien asimila la realidad, considerando especialmente la capacidad que todo sujeto tiene. De esta forma, comprenderá todo lo que le rodea de acuerdo a su tiempo y necesidades internas.