Logopedia

La Logopedia es una disciplina sanitaria que se ocupa de prevenir, orientar, evaluar, educar, rehabilitar y tratar las alteraciones de la comunicación, (y funciones asociadas) tanto en adultos como en niños.

Las patologías que trata la logopedia son las siguientes:

  • Terapia miofuncional: deglución atípica, alteraciones de la respiración, disfagia (cuando hay daño cerebral), alteraciones orofaciales y prevención de los malos hábitos pre y post ortodoncia.
  • Alteraciones del habla: dislalia, retrasos en la adquisición del habla, y disartria (cuando hay daño cerebral).
  • Alteraciones del lenguaje: retraso en la adquisición del lenguaje, trastorno específico del lenguaje (TEL), disfasia y afasia (lesiones cerebrales).
  • Alteraciones de la voz:
    • Disfonías orgánicas: nódulos, pólipos, quistes, edemas, parálisis de la cuerda vocal, etc.
    • Disfonías funcionales.
  • Alteraciones del ritmo del habla: disfemia y taquifemia.
  • Alteraciones de la lectura y/o escritura: disgrafía, disortografía, comprensión lectora, velocidad lectora, y Dislexia.
  • Pérdida o ausencia de la capacidad comunicativa: adquirida, por daño cerebral o por déficit de audición.
  • Alteraciones de la memoria que afectan a la comunicación.
  • Enfermedades neurodegenerativas: parkinson, alzheimer, esclerosis múltiple…

La metodología de las sesiones es la siguiente:

  • 1a. Visita: recogida de datos e información necesaria para obtener un diagnóstico diferencial. Esta primera visita se hará presencialmente con el propio paciente, en caso de ser una persona adulta, y con los padres o tutores, en caso de tratarse de un menor.
  • Sesiones de valoración: sesiones de valoración del paciente mediante la observación directa y la administración de pruebas y / o test específicos en logopedia, que ayudarán a determinar cuáles son las funciones alteradas y las dificultades que se derivan de este hecho. El número de sesiones dependerá de las alteraciones que presente y de la participación del paciente en las diferentes tareas propuestas.
  • Sesión de devolución: sesión donde se explica los resultados obtenidos, qué diagnóstico se deriva y el tratamiento que se llevará a cabo.

Dislexia

El tratamiento logopédico

Ámbito infanto-juvenil: el tratamiento será individual y específico al diagnóstico obtenido, encaminando los objetivos de los ejercicios a mejorar las dificultades que presente el menor y / o rehabilitar las funciones alteradas. La metodología de trabajo es muy dinámica, intentando hacer el tratamiento lo más ameno posible para el paciente, facilitando así su recuperación. El grueso del trabajo se hace directamente con los niños, pero también se dan orientaciones y pautas, así como tareas para practicar en casa con ayuda de los padres o adultos responsables.

Todo el tratamiento está coordinado con el resto de profesionales del centro (trabajo interdisciplinar), así como con los profesionales de la educación que trabajen directamente con el niño (maestros, tutores …), y con los padres, realizando reuniones puntuales para cohesionar nuestro trabajo, y así seguir la misma línea de actuación.

Ámbito adulto: el tratamiento será individual y específico al diagnóstico obtenido, encaminando los objetivos de los ejercicios a mejorar las dificultades que presente el paciente y / o rehabilitar las funciones alteradas.

Las sesiones irán enfocadas en hacer un trabajo muy específico de rehabilitación, pero también en dar pautas y técnicas que puedan aplicar en la vida diaria, y así lograr una recuperación más global del paciente, como es el caso de los pacientes con alteraciones de voz.

En este grupo, podemos encontrar todas aquellas personas que tengan alteradas las áreas del lenguaje, el habla, la deglución, la comunicación y el pensamiento debido a una lesión cerebral (accidente de tráfico, ictus, etc ..) o bien por enfermedades neurodegenerativas (parkinson, alzheimer, esclerosis múltiple ..). En todos estos casos, el objetivo principal del tratamiento será recuperar las funciones alteradas, y dependiendo del grado de afectación, intentar mejorar su comunicación con el entorno, con el fin de proporcionar una buena calidad de vida.