Mediación

Mediació

Los principios básicos de la mediación son:

La voluntariedad, la confidencialidad, la neutralidad y la imparcialidad del mediador. Uno de los principios básicos es PROTEGER el interés de los menores.

La vida en familia no sempre és senzilla

Como mediadores, somos las personas que intervenimos en los conflictos surgidos en el sistema familiar y, como tales, somos imparciales, neutros y debemos ser aceptados por todas las partes.

Nuestra función, como mediadores familiares, consiste en ayudar a las partes a decidir cómo afrontar la solución del conflicto, favoreciendo entre ellos el establecimiento de acuerdos viables, satisfactorios y capaces de responder a sus necesidades. El principio básico que nos guía durante todo el proceso es el de proteger la INTERÉS los menores.

Es importante tener claro que en los procesos de mediación no hay ganadores, ni todas las partes ganan ni todas pierden. No es un objetivo de los mediadores tratar a todas las partes por igual, sino equilibrar y mirar las necesidades de cada una. Para resolver los conflictos atendemos las necesidades de todas las partes, pasando de posiciones a intereses o necesidades.